martes, 31 de mayo de 2011

Crónica Primavera Sound 2011: Jueves

Primavera Sound 2011,
Jueves 26 de mayo
Parc del Forum, Barcelona

La presente edición del Primavera Sound se presentaba de la mano de un cartel increíble en el que los horarios nos obligarían cada día a sacrificar a multitud de interesantes propuestas en detrimento de otras. Jóvenes bandas, clásicos en soliario, esperadas reuniones y bastante aroma a revival noventero fueron la excelente mezcla que arrasó Barcelona el pasado fin de semana. Por desgracia no todo puede ser perfecto, y la arriesgada idea de la tarjeta para comprar bebidas y acceder al recinto del Forum provocó el caos durante buena parte de la jornada del jueves acompañado por eternas filas de gente esperando a poder mojar sus gargantas.

Tras una interminable cola para intercambiar la entrada por la pulsera, Sonny & The Sunsets fueron los encargados de abrir nuestro jueves. No les faltan buenos temas y presencia en el escenario pero adolecieron de una actitud demasiado descuidada con constantes interrupciones entre canción y canción que dejaron una sensación final de indiferencia. Cogimos la ruta del Llevant al Pitchfork (aproximadamente similar en distancia al Camino de Santiago) para ver a Fresh & Onlys, sin embargo alcanzamos el final de unos Blank Dogs que, a juzgar por sus apoteósicos dos últimos temas debían haber sido nuestra elección para la primera hora.

Mientras que el escenario Pitchfork iba poco a poco congregando a más público Fresh & Onlys pusieron de manifiesto porque forman parte del nuevo club de indie ruidoso que nos llega de San Francisco. Sufrieron altibajos a lo largo del concierto pero remontaron en una recta final sensacional.

De vuelta al Llevant comprobamos desde cierta distancia que Johnny Rotten sigue defendiendo correctamente, y a pesar de su edad, su proyecto post Sex Pistols, PIL sin arriesgar los más mínimo y con un setlist calcado al que tocaron hace un par de años en Benicassim.

Entre dinosaurios andaba el juego, a las 23.00 teníamos cita con unos Grinderman que sin lugar a dudas se convirtieron en los grandes triunfadores del jueves. Nick Cave predicó su rock crudo ante la atenta mirada de sus fieles que se sabían de memoria el sermón de Get It On, No Pussy Blues o Heathen Child. Demostraron la excelente comunión de Cave con Warren Ellis y el resto de su banda en una lección de energía y contundencia sobre un escenario. Sobresalientes.

El solapamiento múltiple de las 00.45 entre Suicide, Caribou, Interpol y Das Racist fue trágico y en un intento de abarcar mitad de los dos primeros rescatamos la experimentalidad de unos Suicide colosales y la tremenda sorpresa de El Mató a un Policia Motorizado. Tratando de llegar al final de Caribou tropezamos con estos argentinos que hicieron olvidarnos de Odessa y Sun a base de su sonido noventero perfectamente influenciado por bandas anglosajonas y por primeros Los Planetas.

A continuación y bien entrada ya la noche, Ty Segall no dejó un momento de tregua con una actuación sucia y efectiva que hizo las delicias de los más garageros del Primavera mientras que Flaming Lips convirtieron el escenario San Miguel en una fiesta con bola gigante, confeti y bailarinas incluidas, en la puesta en escena más espectacular de todo el jueves.

Cerramos nuestra primera jornada de Primavera Sound en el escenario Llevant con El Guincho, acompañado de una performance en la que atractivas jóvenes luchaban entre almohadas, y Girl Talk que montaron un espectáculo divertido a golpe de indiscutibles hits, mash ups y bases propias. Una excepcional manera de despedirnos del Parc del Forum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada