lunes, 11 de abril de 2011

El cartel del Sonisphere de Getafe queda cerrado

La tercera edición del festival Sonisphere, previsto para los días 15 y 16 de julio de este verano en la localidad madrileña de Getafe, cierra el cartel del 2011 con una gran diversidad de bandas, pero todas ellas con una clara apuesta por el hard rock y el heavy metal como denominador común.

El espectáculo abrirá con uno de los profetas de las seis cueras, el rey del riff, uno de las personas con las yemas de los dedos más depuradas de la historia del hard rock: Slash. El exguitarrista de los Guns N Roses tocará las canciones de su último disco Slash (2010) que fue presentado a mediados del año pasado en el que recoge la influencia de todas las corrientes musicales que le han acompañado a lo largo de su carrera como músico. Por su parte, los británicos The Darkness también estarán para abrir boca después de que hayan acordado reunirse de nuevo para salir de gira y lanzar nuevo material.

El plato fuerte del evento viene el segundo y último día de la mano de Iron Maiden, sin lugar a dudas la formación inglesa más representativa de este género del rock. El líder del conjunto, Steve Harris, viene dispuesto a quitar el polvo de los hits que encumbraron al grupo a lo más alto en los 80. Fear of the Dark o 2 Minute to Midnight serán algunos de los himnos que se dejarán escuchar por el municipio madrileño.

El corte ochentetero de glam metal lo continuarán los legendarios Twisted Sister. Dee Snider, vocalista de la banda neoyorquina, se volverá a aderezar su reconocida peluca rubia para dejar que el viento la vuelva a acariciar por tierras patrias después de que Zaragoza fuese testigo directo en 2008 de su última actuación en la península. Pelotazos icónicos como I wanna rock o We're Not Gonna Take It lograran el headbanging necesario para fulminar al respetable. Como no podía ser de otra manera, una de los formaciones pioneras del sonido más compacto del rock, Alice Cooper, tampoco se queda fuera de este aluvión de estrellas.

La representación más continental tampoco está marginada en esta edición del Sonisphere. Hammerfall, la efigie sueca del power metal, no para desde su reencuentro con sus fans en 2005. Lo mismo se puede decir de los finlandeses Apocalyptica y su metal acompañado de violonchelos inmortales. Sober pondra el acento español al festival madrileño.

Para información de entradas y noticias http://es.sonispherefestivals.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada