lunes, 4 de junio de 2012

Crónica San Miguel Primavera Sound: Jueves


 San Miguel Primavera Sound
Parc del Forum, Barcelona
Jueves 31 de mayo de 2012

Tras un miércoles en el que el Arc De Trionf fue testigo de las actuaciones gratuitas de bandas como The Wedding Present o Black Lips, el San Miguel Primavera Sound arrancó oficialmente el pasado jueves 31 en el Parc del Forum. Por delante tres jornadas y más de 250 conciertos distribuidos por ocho escenarios.

Armado con traje gris y gafas de sol Baxter Dury tiró de elegancia inglesa para estrenar el escenario grande del Primavera Sound. Excesivamente sobreactuado en tramos del concierto evidenció que a su carrera le faltan dos o tres trallazos al nivel de Isabel o Trellic para terminar de consolidarse.
Los fallos técnicos del Escenario Pitchfork terminaron por sacar de quicio a los daneses Iceage. El joven cuartero rebosa actitud y rabia pero su actuación no hizo justicia al post punk hardcoretero que tan gratamente sorprendió en su debut New Brigade. 

Al tiempo que el público se agolpaba para ver al hype femenino del año, Grimes, Lee Ranaldo cumplía con nota en su cita en el Escenario ATP. Guitarra en mano, este veterano de guerra defendió su último trabajo en solitario Between the Times & Tides en el que rescata el sonido de los Sonic Youth más poperos. Una sólida actuación que sirvió de antesala para Mazzy Star.  Puede que la edad haya hecho mella en el rostro de Hope Sandoval pero no en su voz que conserva toda la sensualidad y delicadeza con la que nos conquistó hace dos décadas. Frágiles pero  inquebrantables ante el paso del tiempo, clásicos como Fade Into You o Dissapear fueron una memorable banda sonora a la caída del sol.

El frío dreampop de Mazzy Star dio paso a una explosión de garage, pedales de fuzz y voz reverberada de la mano de Thee Oh Sees. Los de San Francisco lograron el más difícil todavía poniendo patas arriba el escenario ATP después de la actuación de Mudhoney. Pogos en las primeras filas, crowsurfing y zapatillas sobrevolando cabezas, elementos tan necesarios como escasos en esta edición del Primavera Sound, que llevaron a John Dwyer y los suyos a convertirse en uno de los triunfadores de la jornada. La repentina cancelación de Melvins les permitió, para deleite de la multitud, tocar dos bises que terminaron por agrandar su gesta.

Por último, y antes de que el genial Erol Alkan diera otra lección a los platos del escenario Ray-Ban, Spirtiualized brindó una de las actuaciones más esperadas de todo el festival. Hey Jane abrió la veda para una orgía ruidista y psicodélica en la que no faltaron el recuerdo a Spacemen 3 rescatando Walking with Jesus y un apoteósico Come Together que terminó con la guitarra y amplificador de Jason Pierce en el suelo. Un golpe seco que puso fin al vertiginoso viaje. Señoras y caballeros el jueves en Barcelona flotamos en el espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada