lunes, 7 de marzo de 2011

CRÓNICA CHRISTINA ROSENVINGE (@ JOY ESLAVA, MADRID)

Aviso a navegantes, esta mujer de 46 años que se inventaba Christina y los Subterráneos a la vez que yo nacía (principios de los 90) es mi única deidad, queda claro que esta crónica es MUY subjetiva, de hecho he dudado entre títularla Crónica o Piropo. Atentamente un enamorado confeso.


Viernes 4 de Marzo . Madrid
Sala Joy Eslava: CHRISTINA ROSENVINGE


Christina Rosenvinge ofreció el viernes un concierto de hora y media, con su enigmática voz, brillando tenuemente Rosenvinge ofreció al público que abarrotaba la madrileña sala Joy Eslava, su cara más madura y de mayor calidad; la que se arropa entre las pistas de Tu Labio Superior y La Joven Dolores sus dos últimos álbumes, contrariadas tan solo por Nickel Song que fue la única pincelada de su etapa americana.

Iba a escribir que el concierto comenzó con "Jorge y Yo" pero el verdadero comienzo lo marcaron las piernas de Christina, acariciadas por unas medias blancas de encaje, su top negro y su genuino gesto de languida femme fatale, que provocaron muchos comentarios piropos halagadores, incluso obscenos, que precedieron a las primeras notas de la canción citada.
Acompañada en el escenario de Bautista a la guitarra, un bajista que etiquetó de "ultimo fichaje", una joven encargada de las cuerdas y un preciso batería siguió con otra pista de La Joven Dolores, "Nuestra Casa", y para entonces ya tenía medio concierto resuelto, ella ya tenía lo que quería; la atención total de un público que embelesado parecía releer, analizar y comparar cada una de las frases con melancolía, se cruzaban los puntillas intimas de Christina en una sala que estuvo llena de silencios y sonrisas de principio a fin.

El concierto siguió una linea muy homogénea con alguna que otro apunte por parte de Christina que como mucho se merecía un gesto risueño y que algunos siempre acaban por tomarse como la broma del siglo -que este allí arriba y hayamos pagado entrada no significa que nos tengamos que partir de risa-.
"La Distancia Adecuada" fue la más vitoreada y más tarareada también, "La Idiota en Mi Mayor" perdió mucha fuerza sin Biolay al otro micro (a pesar de un Charlie Bautista sobresaliente en guitarra y coros), "Nickel Song" fue la nota que rompió el dualismo Tu Labio Superior/La Joven Dolores; la única elegida para el setlist del viernes que no estaba escrita en la lengua de Cervantes y "Canción del Eco" tuvo el honor de cerrar un concierto que a mi me supo a cigarro, ginebra y besos en el cuello (recordad que soy muy fan y os he avisado).

Dura, tierna, e iluminada, os pido de nuevo que me perdonéis el fanatismo, pero yo lo viví así y más allá de fobias personales solo conseguí encontrar un PERO, ¿Rosenvinge, donde te dejaste la mejor canción de Tu Labio Superior? ¿Fui el único que echo de menos "Tu Boca" y no se conformó con que llevases las mismas medias que en el videoclip?.




iría hasta el mismo infierno por medio minuto más
estúpidas despedidas, no puedo decir que... tu boca es mi perdición, es que no lo ves...

FOTOGRAFÍA: Elena Ramos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada