miércoles, 3 de agosto de 2011

Caleb Followill bebe y KOL se toma un descanso



Los rockeros rubios de ojos azules también se drogan. Caleb Followill es rubio de ojos azules y se droga, ergo, es rockero. Come around sundown no cuenta.

El culebrón del verano, con permiso de Morrisey y sus declaraciones sobre los asesinatos de Noruega y otros temas del estilo, es la posible separación de Kings of Leon por desavenencias internas.

El sábado pasado la banda tuvo que cancelar un concierto en Dallas porque el líder de los Followill acababa de sufrir un golpe de calor y estaba deshidratado. O eso decía la nota de prensa. Luego vino el plantón en Houston. A partir de ese momento, no han dejado de sucederse declaraciones y tweets al respecto de la polémica. Para al final llegar a reconocer que el mayor del clan bebe demasiado.

Y fin de la gira por los Estados Unidos. Un total de 28 conciertos que no parece que vayan a poder reorganizarse por problemas de agenda. Los que quieran verlos al otro lado del charco, el 28 de septiembre en Vancouver, si todo va bien.


Esto no quiere decir que el grupo se separe, sino que hace un parón exigido por los acontecimientos. La causa esgrimida por sus representantes sigue siendo el cansancio vocal que el líder supuestamente acusa.

Para Jared, bajista de KOL, los motivos están claros, y no ha dejado de transmitirlos en sus apariciones públicas. Tenemos grandes problemas, más grandes que no beber el suficiente Gatorade. Hay un malestar interno e importantes diferencias.

Nos mantenemos a la espera. Quizás veamos pasar al cantante por rehabilitación, tal y como le piden el resto de integrantes del grupo. Tal vez hagan un parón y no sepamos de ellos durante una temporada.

1 comentario:

  1. No me gusta cuando sois tan """graciosos""""

    ResponderEliminar