sábado, 24 de julio de 2010

CRONICA DE INDIECALLING DEL VIERNES: FIB HEINEKEN 2010

VIERNES 16 DE JULIO FIB HEINEKEN 2010

TRIANGULO DE AMOR BIZARRO
JULIAN CASABLANCAS
HOT CHIP
VAMPIRE WEEKEND
PETER HOOK
THE HACIENDA NIGHT
BOYZ NOIZE

Triángulo de Amor Bizarro: la primera decisión complicada del día tenía lugar a las 20.00, decidir entre el pop tranquilo de los suecos jj o el ruido y la distorsión de los gallegos TAB. Finalmente me decidí por el producto nacional y desde luego no hubo lugar para arrepentimientos. Triangulo de Amor Bizarro exhibieron sus armas de pegadizas melodías y guitarrazos distorsionados para demostrar que el escenario verde no les quedaba nada grande y que deben ser considerados como uno de los grupos nacionales de referencia. Destacaron los clásicos El Himno de la Bala o El crimen: cómo ocurre y cómo remediarlo y los nuevos temas de Año Santo como el single De La Monarquía a la Criptocracia o El Baile de Los Caidos.

Julian Casablancas: En un escenario con dos baterías, dos teclados e infinidad de guitarras apareció, aclamado por el público, Julian Casablancas. Comenzó con Left & Right In The Dark para finalizar con Electricityscape. En su concierto, Casablancas interpretó su trabajo Phrazes For The Young íntegro, intercalando algunas canciones de los Strokes. El gran momento de la noche llegó cuando el público insistió a través del grito de Reptilia para que ésta sonara Julian junto a su banda, cedieron y el escenario verde se convirtió en una auténtica locura cuando sonaron los primeros acordes de Reptilia. Gran concierto de Julian Casablancas pese al pobre sonido de su micrófono.

Hot Chip: Una vez más, hay que rendirse a los londinenses de Hot Chip, que son una pieza clave en cualquier festival al que acudan, tal y como pudimos comprobar en el SOS 2010. Temazo tras temazo es el resumen perfecto de la noche. Quizás fue demasiado tempranero el concierto, sin embargo, fueron aclamados por el público al final de su actuación cuando terminó de sonar Ready For The Floor. Tocaron todas sus grandes canciones y fue una de las grandes sensaciones del festival superando a algún cabeza de cartel.

Vampire Weekend: quizás el cabeza de cartel más polémico de esta edición, había quien decía que con solo dos discos no podían estar en el Verde a la 01.00, sin embargo los neoyorquinos despejaron cualquier tipo de duda a base de un sonido limpio y prácticamente perfecto, una actitud divertida y unos temas coreados por la mayoría del público. Con su aspecto de niño bueno Ezra Koenig pidió la colaboración de los asistentes e incitó a la locura colectiva en los frenéticos ritmos de Mansard Roof y Campus. Consiguieron hacer cantar a todos con sus himnos del primer disco como A-Punk y Oxford Comma así como con las canciones de su segundo LP Contra. La más que acertada para la ocasión Horchata y Walcott sirvieron final como una despedida de un concierto más que notable.

Peter Hook: Con mucha expectación Peter Hook salió al escenario, un polo de Ralph Lauren y mucha posturita nada digna del mítico Unknown Pleasures, primerisimo album de la banda de culto Joy Division, que se disponia a repasar. Por suerte, las apariencias engañan.

El ex Joy Division nos brindó uno de los mejores conciertos de todo el festival. La mayoría de los allí presentes nos habiamos "escapado" de Vampire Weekend tras media hora de concierto, un acierto.
Peter Hook jugó a ser Ian Curtis, jugó a ser el alma de Joy Division y le salió bien la jugada, la gente en la última fila bailaba tanto o más que en la primera, volaron camisetas y minis de cerveza.

Magnífica actuación, con un sonido sobresaliente. Musicalmente perfectos, la posé de rockstar de Hook no consiguió estropear el ambiente. El concierto acabo con Love Will Tear As Apart como bis y con el público aclamando a El Eterno... IAAAAAAN, IAAAAAAN.

The Hacienda Night: Mentiríamos si nos atreviésemos a decir que no teníamos expectativas bastantes altas en la sesión The Haçienda Night. Nos traían, al parecer, un trocito del Manchester más mítico de aquella discoteca donde habían bailado al ritmo de la mejor electrónica europea todos nuestros ídolos mancunianos de juventud. Pero fue una basura, ni si quiera los más viejos del lugar se quedaron, un señor de Manchester bastante entrado en años nos dijo indignado que eso no era la Hacienda, que nos estaban engañando, y se fue. Nosotros aguantamos lo que pudimos, estaba claro que iban a sonar los Happy Mondays pero no que fuéramos a sufrir un ataque de electrónica Fabrik...

Boys Noize: Calvin Harris nos había dejado impactados gracias a su gran actuación y a las 3.30 apareció el belga de Boys Noize para rematar la noche. Una noche que comenzó con TAB y finalizó con un auténtica locura que desplegaba con sus platos. Boys Noize superó con creces cualquier otra actuación de madrugada de cualquier día. Era imposible no bailar pese a que más de uno estaba tirado en el asfalto a altas horas de la madrugada. Fue la culminación perfecta del viernes.



1 comentario:

  1. os habeis hecho esperar. Bueno,toda la razon con Hook.

    ResponderEliminar