viernes, 27 de noviembre de 2009

CRÓNICA THE HORRORS EN MADRID 25-11-09


25.11.2009. Madrid
Sala Joy Eslava - The Horrors

Hacía ya tres años desde que los británicos The Horrors se presentaron en Madrid con su primer álbum Stange House, donde quedó demostrado su espiritu agresivo, destructor y polémico; tres años de su menos de media hora de show en Moby Dick y de la bola cayendo sobre el público.
Pero The Horrors han cambiado, han crecido, han dejado de ser un producto NME (con enormes canciones, lo uno no quita lo otro) enfocado a los y las jóvenes más oscuras, para dedicarse a crear un sónido psicodélico, tenebrista, cercano al shoegaze y hacer callar las bocas de todos aquellos que les veían como una simple moda. Así pues se presentaron ante una Joy Eslava dividida entre quienes preferían lo antiguo y lo nuevo, pero ¿qué hay de malo en disfrutar de ambos?.

Tras The Lions Constellation quienes, a pesar de su potente sónido al estilo de Jesus and Mary Chain o Spacemen 3, dejaron bastante indiferente a un público que apenas escuchaba la voz del cantante en la mayoría de las canciones, llegó el turno para el plato fuerte de la noche.

Se hicieron de rogar, incluso demasiado diría yo, lo que enfrió a los allí presentes. Pero no fue mas que un espejismo, comenzaron a salir uno por uno los miembros de la banda excepto Faris, quien con su aparición hizo saltar la sala. Una por una fueron destripando las canciones del aclamado Primary Colours, destancando Mirror's Image, New Ice Age o la magnífica I Can't Control Myself en la un Faris de mirada desafiante agitaba su micro a modo de látigo siguiendo el ritmo de la guitarra. Poco después llegaron las aclamadas Who Can Say o Sea Within a Sea. Con una acústica increíble que nada tenía que envidiar a la del disco completaron un setlist totalmente compuesto por temas nuevos.

Pero el público tenía ganas de más fiesta de moverse, de liarla, hablando claro, y reclamó bises, Jack The Ripper o Count in Fives estaban en la mente de todos. Faris y los suyos no decepcionaron, regresaron para hacer estallar a las primeras filas en una gran batalla con los hits de su primer disco y una magnífica versión del tema Ghost Rider.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada